Periodismo en Cuba: De lo posible y las imposibilidades

Un colega me comentaba hace pocos días sobre cuánto de conciencia de gremio nos falta a los periodistas, y no deja de tener razón. Porque desde hace un tiempo parece haberse puesto de moda, por llamarlo de alguna manera, el opinar sobre la prensa cubana, y nosotros, escuchando desde la orilla, como si de hablara de corales.

Poetas, cantantes y disidentes arremeten contra nosotros desde los más disímiles acantilados, mientras que otros tantos se proponen “defendernos”, pero usualmente dejando un regusto a conmiseración, piedad y hasta vergüenza ajena en sus consuelos.

Y nosotros, como dóciles muditos. Me pregunto si será cansancio, hastío, o porque nos subestimamos tanto que preferimos que otros se pronuncien en nuestro nombre. Francamente, no me creo esto último. Los más de 20 años en la profesión me ratifican que no son pocos los periodistas capacitados, dignos, honestos y con suficientes y sólidos argumentos para hablar en nombre propio y del sector.

Además, a esas mismas “personalidades”, sobre todo del mundo intelectual y artístico, que han decidido comentar desde la red o en declaraciones de diversa índole, nunca los he visto llevar sus textos de denuncia y crítica –esa que exigen a los periodistas- a los medios de comunicación.

Sin embargo, estoy harta de aquellos que, en nuestro nombre, reiteran los verbos “rescatar”, “enfrentar”, a lo cual se suma últimamente el tan llevado y traído “secretismo”. Todas son verdades a voces. Pero mientras no existan soportes legales que hagan cumplir las indicaciones ya existentes para el buen funcionamiento de la prensa, sobre todo en cuanto al comportamiento de las fuentes; mientras no se cree una estructura encargada de la menguada logística del periodismo cubano o se le confiera a los medios autonomía en ese orden; y en tanto no se interiorice por los directivos a todas las instancias políticas, estatales y gubernamentales que “Revolución es el sentido del momento histórico”, poco podremos hacer. “De lo posible se sabe demasiado”, pero no siempre se actúa en consecuencia.

Be Sociable, Share!

14 pensamientos en “Periodismo en Cuba: De lo posible y las imposibilidades

  1. avatarcarlos tena

    Desde hace algunos años, el capitalismo ha prostituido el periodismo dejando en manos de diez familias las agencias mas importantes del globo, los diarios, emisoras de radio y TV, además del control de los portales de Internet con mayor poder de captación.
    En el periodismo neoliberal, una mayoría de profesionales ha optado por la linea editorial (trabajo bien remunerado si el escritor muestra fidelidad al pensamiento único) abandonando las labores más domésticas, como es la enorme tarea de saber informar desde la objetividad, el rigor y la veracidad, a los lectores.
    Item más: los corresoponsales de los grandes medios optan igualmente por no transmitir una realidad concreta, sino inventar otra a gusto de los empresarios, abandonando como digo el verdadero periodismo para sustituirlo por bazofia manipulada.
    Los colegas cubanos, de tanto soportar editoriales, crónicas y mentiras de los medios neocoloniales y neoliberales (los mismos perros), se han visto obligados a colocarse en una trinchera en la que parece que ejercer un periodismo honesto y revolucionario debe contener, porque sí, una dosis de crítica en cada noticia.
    Y tampoco es eso, compañeros. Si sucede algo se cuenta, y ya habrá quien lo comente; pero que un redactor se arrogue el papel de juez y Catón de un suceso, es ante todo lamentable. Distingamos pues entre esos dos trabajos: el del comunicador y el del editorialista. No seamos todos al mismo tiempo lo uno y lo otro.

    Comentar esto!

  2. avatarraul

    no pertenezco al medio, pero he tenido la posibilidad de ver periodismo de otros países(2) y si bien es diferente al nuestro en ocasiones lo aborresco por la actitud manipuladora que tiene, aunque tiene también cosas positivas(pocas pero tiene).
    me ha llamado mucha la atención lo que ha comentado “Raisa” en su comentario sobre la colega que no puede informar sobre los aedes….en este caso creo que la dirección del medio tiene la máxima responsabilidad pues debería mostrar el reportage diciendo que “fulano” no quiso decir la información, creo que el tema de los mosquitos no es de seguridad nacional, ni que sea información estrategica para el enemigo, creo que ese ejemplo es IDEAL de lo que nuesto presidente le llama “secretismo”. Casos parecidos deberían ser denunciado cuando algún director de empresa no quiera dar una entrevista o evadir preguntas, esas cosas a mi consideración se deberían poner, cómo ellos quedan en rídiculo o cómo hacen esperar a los periodistas fuera de las oficinas. Creo que la máxima responsabilidad de que estas informaciones salgan al aire es de los directores de los noticieros y espacios informativos. Yo los hago responsables.

    Comentar esto!

  3. avatarmiguelito

    (…)
    Y si usted no publica esto tampoco confiare en los blogueros cubanos.

    Comentar esto!

    avatar

    Vladia contestó:

    Miguelito: De no haber sido por esa condicional suya, con gusto hubiera publicado su texto. Las posiciones de fuerza no son mi estilo. Ah, y condicionar la confianza o no en los blogueros cubanos a que yo le publique a usted su opinión, con todo respeto, no creo que sea un buen camino porque para nada me siento representante de los blogueros cubanos. De seguro usted sabe que cada blog es personal, y se debe solo a su autor y sus credos. Además, tiene toda la razón al apuntar sobre sobre las posibilidades que ofrece Internet, de ahí que me tomo el atrevimiento de sugerirle que utilice esa misma red de redes para hacer público su punto de vista. Saludos y gracias por visitarme.

    Comentar esto!

  4. avatarganxel

    Hola de nuevo, en un excelente comentario a un artículo posterior de este blog, alguien que escribe con el nombre “Animal de fondo”, ha descrito a la perfección lo que yo quise expresar en mi comentario anterior, cómo contar los hechos objetivos negativos de manera constructiva. Se refiere en dicho comentario a turistas que llegan a Cuba alardeando ante el pueblo cubano de ser económicamente superiores, ricos quizá. La prensa debe desenmascarar la verdadera miseria material de quienes llegan gracias a los sistemas crediticios “occidentales”. La crisis del mundo capitalista, material y moral, tardará en apagar los brillos, engañosos o no, del lujo. Esa es la trampa y la prensa y la docencia cubanas deberían tomar nota y actuar en consecuencia. Espero haber aclarado un poco más mi punto de vista. Gracias y saludos.

    Comentar esto!

  5. avatarganxel

    Hola, en mi opinión los hechos objetivos han de ser contados por el periodismo. Tiempo habrá, si acaso, de sufrir censuras o reprimendas. Pero antes de nada, informar. Cuestión diferente es la creación de opinión, porque desde lo subjetivo y en la buena fe de hilar pensamientos que creemos correctos, podemos causar daño a terceros, o al propio proyecto socialista. Intentando concretar lo anterior, los hechos deben ser contados. Las opiniones deben ser constructivas en torno al proyecto colectivo, o corremos el riesgo de solapar periodismo y oposición política. El periodismo debe ser un contrapoder, mostrando la realidad, incluidas las flaquezas y errores del sistema con datos y hechos contrastados. Utilizar la opinión, como contrapoder, es suplantar a la oposición política. El sistema cubano, como todos, es imperfecto, pero les animo a que observen la dependencia que tienen los periodistas “occidentales” de sus Editores y como los grupos editoriales marcan lo que se puede decir y lo que no. Un saludo.

    Comentar esto!

  6. avatarvladimir

    Aquí hay razón de todos lados pero lo de la superficialidad es una verdad a voces.

    Lo de los periodistas deportivos es escandaloso. Recuerdo que uno de los comentaristas, creo que era Ortega, en varias ocasiones utilizó la, refiriéndose a las volleybolistas, que estas no podían “sacarle el dedo” a las adversarias. Tremenda chabacanería y tremenda grosería !! El mismo Ortega al hablar de una contracción muscular decía que el deportista le había salido una “cuca”.

    Y de la calidad de la narración y el aporte de elementos de juicios que ayuden a los espectadores ni hablar ! Rodolfo, se pasa la vida dándose ánimo el mismo ( porque los deportistas no lo oyen): “arriba muchachas que si se puede”, de ahí no sale. Eso mismo hago yo en la sala de mi casa pero no me llamo a mi mismo comentarista deportivo y no salgo en la televisión !!

    Comentar esto!

  7. avatarjonas

    Vladia,

    Hay mas que censura en los problemas del periodismo cubano. Hay mucha superficialidad. A eso hay que agregar un problema serio y ascendente en la realizacion de la obra. La television se lleva lamentablemente las palmas. Si los periodistas se atrincheran en “estamos siendo atacados” no seran denuncia del problema sino parte del problema. Claro que hay muchos periodistas serios y buenos como la propia Baby que reseñas en otra entrada y muchos mas que llevan aplausos, pero como gremio son mas las sombras que las luces lamentablemente.

    Nada justifica el destrozo del español que hacen los periodistas deportivas y los perodistas televisivos, sobre todo en el NTV los reporteros (los panamericanos quedaran como antologicos de los extremos en que se puede llegar en el genocidio de la lengua madre). Nada justifica las constantes pifias como decir (solo hace unas semanas) que los indignados representaban al 1% de la poblacion afectada por la crisis (seria anecdotico si tales errores no se repitieran constantemente). Nada justifica los pseudopoemas llenos de volutas y la retorica cargante de los reportes en el NTV que ofuscan la noticia y esconden la falta de contenido periodistico de lo que narran.

    Cuando en la prensa se aborda la citica a la prensa lo que vemos es la misma superficialidad ahora unido a la autocomplacencia e incluso la autolastima (“es que cuando vamos a un organismo no nos dan la informacion”, “si nos dan la seña …”), repeticiones aburridas de las mismas generalidades, las citas a Raul y la autollamada a que deben hacer un mejor periodismo acorde a los tiempo.

    En vez de sentirse ofendidos por la insistencia de otros, lo que hace falta es callar a los que los criticamos con trabajos bien hechos, profundidad en los analisis, realizacion con la calidad necesaria, uso correcto del español y un largo etc.

    Cuando veamos que son los propios periodistas quienes abordan de manera publica y sin tapujos sus propias deficiencias entonces se hara totalmente innecesario criticar desde afuera. Mientras eso no ocurra por mas que moleste las voces criticas no cesaran, sin importar si ustedes como gremio, en vez de dedicarle las fuerzas al cambio que la Revolucion pide a gritos, se dediquen a atrincherarse en una defensa absurda de lo que no es un ataque sino un reclamo.

    Comentar esto!

  8. avatarRaisa

    Hablando de la ética y el humanismo a que apela Animal…y de los médicos que fueron críticos con la prensa según Juan Gorvach, nosotros también pudiéramos “decir” sobre algunos médicos, pero por ética y por humanismo no lo hacemos, ya que esa es una de las mayores e innegables conquistas de la Revolución y estamos claros de que respondemos a una política informativa y a una posición de principios (como todos los periodistas en todos los medios en el Mundo, sólo que en cada lugar con los suyos), no se trata de que ahora empecemos los unos a hablar de los otros en reuniones, y sí, los periodistas nos sentimos cuestionados a diario por todos y muchos estamos preocupados por hacerlo mejor; a mí me gustaría que dijéramos todo, no para darle pasto al enemigo, como teme Animal… en una visión idílica del periodismo, sino para que el debate contribuyera a mejorarnos, aquí dentro, entre cubanos en Cuba, porque muchas veces no decimos lo que ya todo el mundo comenta, o lo medios extranjeros interpretan e informan según su visión e intereses y eso hace más daño que esclarecer a tiempo y con elementos; precisamente la inmediatez y el interés público siguen siendo y cada vez más, premisas del periodismo.

    Comentar esto!

  9. avatarJuan Gorvach Petrovki

    saludo, muiy buen post, coincido contigo. Estuve hace unos días en una reunión donde habían muchos periodistas y ninguno opinó sobre la labor de ellos en el emdio cuando se les pregunto y se les convoca para saber su opinión convista a la venidera conferenica dle Partido, más en una reunión del mismo índole de un grupo d emédicos las opiniones fueron muy imortantes sobre el papel de la prensa y porque esta no actua como lo amerita el momento. Será que los P tienen miedo o quieren guardar el puesto sn buscrse lios.

    Comentar esto!

  10. avatarRaisa

    Vladia, trabajo en un medio local cubano y tienes toda la razón, en este preciso momento debatimos sobre dos colegas, una que no puede hablar de los focos de aedes hasta que llegue de la capital provincial la directora municipal de Higiene que es la única que autoriza información sobre el tema y otra a la que el director de Comercio hizo esperar toda la tarde para luego decirle que no tiene nada que decir; unos consideran que debe decirse lo que se sabe y enfrentar regaños de funcionarios que cuidan un puesto, otros pacientes hacen solo “lo que se puede” y algunos invocan las palabras de Raúl Castro que nos emplazó públicamente a ser más profundos

    Comentar esto!

  11. avatarAnimal de Fondo

    Todo el mundo parece tener muy claro qué papel debería tener la prensa en la sociedad. Es evidente que en el capitalismo sirve a los intereses de quien la financia. Pero que en el socialismo y en Cuba su finalidad sea denunciar cualquier error y ofrecerle así el trabajo medio hecho a quien se dedica a la contrarevolución, no lo tengo tan claro. Hace poco decía yo en el blog de Silvio, a propósito del artículo de Guillermo Rodríguez: “En el caso de Cuba, no se puede desdeñar la inmensidad de los recursos destinados en el extranjero a amplificar hasta el extremo y con la peor de las intenciones cualquier error que se cometa, aunque el responsable sea la persona más inocente de La Habana. ¿Hace falta la denuncia pública para corregir lo que resulte evidente que no funciona? Yo no creo que acertara en la corrección de mis hijos si en lugar de hablar con ellos proclamara mis quejas en mitad de una celebración con sus amigos. Los usuarios saben perfectamente lo que no funciona, lo que se desvía. Basta con escucharlos y tener la intención de mejorar.
    No creo que la prensa sea un bien en sí, sino un medio más al servicio de un objetivo más elevado. ¿Realmente alguien piensa que hay un solo cubano en Cuba que desconozca cuáles son los fallos y cuáles son los problemas?”.
    No sé, Vladia, muchos piensan que lo que caracteriza a un buen periodista es el colmillo afilado. Yo no pienso así. Un buen periodista es alguien con una inmensa formación humanística y con una capacidad a toda prueba de sentir compasión por sus semejantes.
    Y si quieres que ese periodista sea perfecto, pide que se olvide de sí mismo, de sus ilusiones y vanidades y que escriba solamente para hacer el bien a los demás.
    Un abrazote, Vladia.

    Comentar esto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

36 + = 39

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>